Recent News

BRIAN FROSH PARA PROCURADOR GENERAL DEL ESTADO DE MARYLAND

05.14.2014

BRIAN FROSH PARA PROCURADOR GENERAL DEL ESTADO DE MARYLAND

EDITORIAL publicado el 8 de mayo de 2014

En base a los méritos, la competición entre tres candidatos Demócratas en las primarias para elegir el candidato a Procurador General del Estado de Maryland tiene un solo ganador. El Senador Estadual Brian E. Frosh del Condado de Montgomery debería ser elegido sin más duda pues es un trabajador incansable y uno de los más admirados, inteligentes y correctos de la Legislatura de Annapolis.

En el curso de casi tres décadas en la legislatura – la mayor parte del tiempo en roles de liderazgo – el Sr. Frosh ha sido el autor y la fuerza motriz de leyes fundamentales para aumentar la seguridad de las armas de fuego, preservar el medio ambiente y proteger a los consumidores de Maryland. En lo referido a la ética pública, otros legisladores siguen su ejemplo. Si se los mide por sus logros, calificaciones y amplitud de experiencia, los otros candidatos de las primarias, los Delegados Jon S. Cardin del Condado de Baltimore y Aisha N. Braveboy del Condado de Prince George, no están a la altura del Sr. Frosh.

Siendo a la vez reservado y profundo, el Sr. Frosh ha inspirado el respeto a ambos partidos como legislador que logra grandes realizaciones sin hacerse propaganda. Durante años, él ha dado forma y ha apoyado una gran parte de las leyes más importantes para la protección ambiental de Maryland, entre ellas el resguardo de la Bahía de Chesapeake y la promoción del reciclado y los autos menos contaminantes. Ha escrito leyes para atacar el problema del robo de identidad y de la juventud que conduce alcoholizada y ha sido uno de los estrategas más efectivos en arremeter contra la violencia por armas de fuego.

El hecho de que el Sr. Frosh no sea el favorito puede ser atribuido a dos factores: la imprevisible cantidad de votantes en las elecciones, se espera un bajo número en las primarias del 24 de junio, y que uno de sus opositores tiene un nombre famoso. Se trata del Sr. Cardin, un legislador no muy notable cuyo tío es el Senador Benjamín L. Cardin, Demócrata de Maryland en el Senado de los Estados Unidos.

El joven Cardin, quien ha servido durante 12 años en la Asamblea de Delegados, ha iniciado leyes sensatas para castigar el cyberbullying y la pornografía por venganza y la restauración de los derechos de voto a los ex condenados a prisión. Pero nadie puede pensar en él como un líder. Según un análisis del Baltimore Sun, el Sr. Cardin estuve ausente en casi las tres cuartas partes de las 164 votaciones que tuvieron lugar en el Comité de Medios y Arbitrios de la Asamblea – una falta de incumplimiento de las obligaciones por la cual declinó siquiera dar una explicación. Llegó a estar ausente aún en las votaciones de leyes en las que tuvo participación en la redacción. La verdad es que no se lo echó de menos. Si no fuera por la ventaja de su apellido, la candidatura del Sr. Cardin hubiera sido ignorada.

La Sra. Braveboy, que lidera el grupo legislativo de los negros en Annapolis, es una legisladora hábil que ha impulsado leyes para ayudar a quienes tienen desventajas y a los niños rebeldes en las escuelas. Tiene buenas ideas para aumentar las protecciones de los barrios dañados por juicios hipotecarios y pérdida de viviendas y para dar poder a los padres que buscan mejores escuelas para sus hijos con problemas de aprendizaje. Pero aún así, después de ocho años como legisladora, su candidatura parece una quijotada y no da muchas muestras de ir lejos. Comparados con los de recientes procuradores generales, sus logros en la arena pública son limitados.

Sólo tres personas han ejercido el puesto de Procurador General del Estado de Maryland en 35 años, un porcentaje de cambio de jefes parecido a lo que acontece con el cargo principal en el Vaticano. Los poderes inherentes al cargo, aunque no sean los del Papa, son considerables, particularmente en las áreas de protección del consumidor, del medio ambiente y de los derechos civiles. Sólo uno, en esta oferta de candidatos, el Sr. Frosh, tiene el talento político, el dominio de las políticas y la estatura para ser un excelente procurador general.